El pasado lunes comenzó su actividad la Unidad de Mínima Exigencia que Cáritas Diocesana tiene conveniada con el Ayuntamiento de Burgos. Se trata de un espacio que se encuentra situado en la sede de Cáritas Diocesana de Burgos en la calle San Francisco con capacidad de ocho plazas dirigido a personas en situación cronificada de calle, que están instaladas en Burgos o provincia, no perceptores del proyecto del albergue-Hogar San Francisco. Es un recurso que permanecerá abierto todos los días de la semana, hasta el próximo 5 de abril, en horario de 21 h. a 8 de la mañana. Las personas que se acerquen allí, derivadas por los CEAS o por los servicios de urgencia social, tendrán acceso a estancia nocturna, higiene personal, desayuno e información, orientación y asesoramiento. El servicio está atendido por personal contratado y por voluntariado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This