La Asociación burgalesa The paper bus, dona a Cáritas una de sus obras pictóricas tras su primera exposición que aglutina arte, valores y solidaridad.

La Asociación burgalesa The paper bus, dona a Cáritas una de sus obras pictóricas tras su primera exposición que aglutina arte, valores y solidaridad.

La obra forma parte de un tríptico y se ha colocado en instalaciones destinadas a personas sin hogar.

“El arte puede cambiar el mundo”, esta es una de las consignas que mueve a esta asociación recientemente creada que busca promover valores culturales y sociales a través del arte. La idea comenzó hace un año cuando una integrante visitó una fábrica de papel artesanal con materiales reciclados en India. La fábrica se llama “lapicero feliz” pues Mahatma Gandhi regaló a un poeta de su época uno de estos papeles artesanales para escribir poesía y el escritor dijo: “mi lapicero está feliz con este papel”.

Diversos artistas con carácter anónimo, en su mayoría burgaleses, han realizado en un estudio cedido en Castrogeriz, una serie de obras pictóricas utilizando este papel. En formato tríptico, todas estas obras se expusieron recientemente en el monasterio de S. Juan en Burgos. Los visitantes adquirieron unidades de estos trípticos. El propósito de la asociación ha sido el de enviar las otras dos piezas a una personalidad relevante por su compromiso social, y a una organización social sin ánimo de lucro respectivamente.

Esta interesante propuesta crea así un diálogo social con la mediación del arte que busca extender valores comunes; vincular ideas, iniciativas y personas; y reforzar en nuestra sociedad el conocimiento y el compromiso mutuo en torno a aspectos como la solidaridad, la gratuidad y el servicio. Toda la actividad se realiza con carácter anónimo por parte de sus miembros y sin ánimo de lucro.

En este caso, la tercera pieza que compone uno de los trípticos, ha sido destinada a Cáritas. Una componente de la asociación explicó el proyecto al director Jorge Simón y se procedió a la colocación en la Unidad de mínima exigencia de la sede de Cáritas en la calle S. Francisco. La persona relevante destinataria de la otra pieza del tríptico ha sido Fidel Delgado, conocido psicólogo clínico humanista.   

The paper bus comienza así a repartir belleza a instituciones y personas que son referencia por sus valores y por trabajar por el bien común. Otras obras se han repartido a organizaciones de la India, como la ORG Manav Sadnha y a personalidades de proyección internacional. Diversas obras de gran formato que serán enviadas próximamente a cargo de "the paper bus" por correo a comunidades como el hospital Mayo Rey en Camerún, La casa de la Madre Teresa en Etiopía, Casa de paz en California o personas como El padre Angel en Asturias o Rigoberta Menchú en Guatemala.

11 de Enero de 2017