“Os presento la memoria 2018 de la acción de Cáritas en Castilla y León, testigo de que las soluciones son posibles, porque la fraternidad de muchos se organiza, desde las propias comunidades parroquiales y desde el seno mismo de la Iglesia”. Estas palabras del presidente de Cáritas Autonómica de Castilla y León, Antonio Jesús Martin de Lera, resumen el espíritu de la Memoria Regional 2018, que se presentó la semana pasada en Valladolid.
En ella, Cáritas da cuenta de los distintos programas sociales de las 11 Cáritas Diocesanas de Castilla y León que han permitido acompañar a más de 59.000 personas, cuyas intervenciones han permitido llegar a más de 120.000 personas
La Memoria 2018 de Cáritas Regional refleja el compromiso contra la pobreza y la desigualdad que se desarrolla a través de una red de más de 388 Equipos Parroquiales repartidos por todo Castilla y León y que se ha visto consolidado en los últimos años, tanto en lo que se refiere al volumen de recursos invertidos como al apoyo de una base social cada vez más amplia.
4.578 voluntarios y 36,9 millones de euros invertidos
Así lo confirma el número de 4.578 voluntarios que han sostenido la acción de Cáritas en 2018 y los 36.972.175 euros invertidos (que crecen un 12,64% con relación al año anterior), de los cuales el 71,30% proceden de aportaciones privadas y el 28,70% de fondos públicos.
Gracias al compromiso de voluntarios, colaboradores y donantes, ha sido posible generar esperanza para muchas personas en situaciones difíciles.
A pesar del incremento de fondos, la austeridad sigue siendo una de las señas de identidad del trabajo de Cáritas, para cuya puesta en marcha diaria cuenta con la labor de 885 personas contratadas.
Los capítulos a los que Cáritas de Castilla y León sigue destinando mayor volumen de recursos son, por este orden, Mayores (13 millones de euros) Acogida y Asistencia (5,2 millones de euros), Empleo y Economía social (4,6 millones), Personas sin hogar (3,4 millones), Personas con Adicciones (2,3 millones) e Infancia (1,5 millones).
¿Cuál es la situación de las personas acompañadas?
En los últimos años se ha seguido intensificado la gravedad de las situaciones de las familias y personas acompañadas, como nos confirma ala reciente publicación del FOESSA 2018, por lo que la acción social de Cáritas ha tenido que incrementarse para tratar de compensar la precariedad de sus condiciones de vida.
Desde Cáritas venimos manifestando que la llamada salida de la crisis no ha llegado a todas las personas y que la exclusión social severa se ha intensificado. Se ha estabilizado en cierta medida la extensión de la exclusión social, sin embargo, vemos como la intensidad y la cronicidad se ha intensificado.

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This