Esta mañana, en la sede diocesana, se ha presentado la campaña de Personas sin Hogar, cuyo día se celebra el próximo domingo 27. En su intervención Fernando García, Delegado de Cáritas, ha señalado que este año se ha escogido un rostro femenino para mostrar que este modo de exclusión afecta doblemente a las mujeres, porque tienen menos visibilidad en la calle y, al mismo tiempo, son más vulnerables. También ha citado los datos del Informe FOESSA, según el cual casi 800.000 hogares y 2,1 millones de personas sufren situaciones de gran precariedad en la vivienda.

La campaña de este año trata de enfatizar la prevención, especialmente en las situaciones de pérdida de vivienda, de modo que se ofrezcan, por ejemplo, garantías en situaciones de desalojo. Del mismo modo, se solicitan protocolos de actuación cuando las personas sin hogar abandonan los recursos sociales, en las salidas de centros penitenciarios, tras las altas hospitalarias, etc. Por último, se pide un sistema de garantía de ingresos mínimos y suficientes, de ámbito estatal.

En cuanto a la actuación del programa de Personas sin hogar en Burgos, David Polo, su responsable, ha subrayado que se han atendido, hasta septiembre de 2019, a 1.258 personas, con un 10% de mujeres, de los que 201 han correspondido a Aranda de Duero, 405 a Miranda de Ebro y 928 a Burgos capital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This