Ni el intenso frío ni la lluvia, que dio una tregua justamente durante la hora que duró el acto, impidió que ayer un centenar de personas respondiera a la llamada del departamento de Formación Sociopolítica de la diócesis a participar en un gesto público con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres.

 Desde el lema de la Jornada (“La esperanza de los pobres nunca se frustrará”), se fueron presentando cinco realidades de pobreza en Burgos relacionadas con migraciones, trabajo, trata, sin techo y cárcel. Para visibilizar cada una de ellas, dos intervenciones: una experiencia, o datos, o reflexiones sobre las causas de esa pobreza concreta, y una experiencia de esperanza, de que se puede superar esa pobreza. Entre la presentación de las cinco realidades, hubo música, canciones y algunos textos extraídos del mensaje del Papa para esta jornada. Para finalizar, se depositaron unas velas en el suelo junto a fotos y textos que denunciaban las causas de la pobreza. Y como colofón, se repartió un caldo bien caliente para aliviar los 2º de temperatura ambiente.

 El departamento de Formación Sociopolítica está integrado por varias organizaciones de la Iglesia en Burgos y delegaciones diocesanas: Cáritas, CVX, Encuentro y Solidaridad, Justicia y Paz, Institución Teresiana, Hermandad Obrera de Acción Católica, Jesuítas, Delegación diocesana de Pastoral Obrera, Pastoral de Migraciones, Pastoral Gitana, Pastoral Penitenciaria y Pastoral Universitaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This