El pasado viernes día 14, el delegado nacional de Cáritas Española Vicente Muñoz, se desplazó a Burgos para impartir una sesión de formación a los sacerdotes. Durante la mañana, en dos sesiones continuadas, se reflexionó sobre las consecuencias pastorales del Informe Foessa para nuestra Iglesia. Una treintena de sacerdotes de toda la diócesis se hicieron presentes en la reflexión. En la misma, el delegado nacional abordó algunas de las claves fundamentales que se nos presentan como retos para nuestra acción pastoral: la desvinculación, la demografía, la desigualdad y la democracia vacía. Frente a estos retos, el ponente invitó a trabajar eclesialmente elementos tan fundamentales como la comunión, los cuidados, la ciudanía y el compromiso como cultura alternativa. El día anterior, la misma sesión se impartió a los trabajadores de Cáritas con el objetivo de asentar y reflexionar en las claves más identitarias de nuestro proyecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This