Bajo el lema “Tú cambias su historia”, Cáritas lanza por segundo año consecutivo en el mes de marzo su campaña anual de cooperación internacional. Orientada preferentemente a la captación de donaciones para alguno de los 203 proyectos que la organización está apoyando en 54 países de todo el mundo, esta acción busca, además, ser una invitación a aumentar el compromiso personal en la lucha contra la pobreza y la desigualdad en un mundo cada vez más interrelacionado.

Como explica Mª Angeles García, coordinadora del Equipo de Relación con Donantes e Instituciones, “la dimensión universal de la caridad nos debe llevar a reconocer que las causas de la pobreza son compartidas en otras partes del mundo y que exigen respuestas locales y globales, en un trabajo conjunto interrelacionado entre las Cáritas nacionales de distintos países”.

En esta edición, la campaña pone el foco en distintas realidades de mujeres con nombre y apellidos que, gracias al acompañamiento y trabajo realizado con Cáritas, han conseguido mejorar sus capacidades, fortalecer sus derechos y acceder a una vida más digna.

El testimonio de Amina

Una de las experiencias con las que se abre la serie de testimonios que se irán visibilizando dentro de la campaña a lo largo de las próximas semanas es el de Amina, una mujer de 27 años que vive en un pueblo de Senegal.

“Un día, en el mercado, —explica— una señora me contó que su hermana había ido a Cáritas y que, gracias a la formación recibida, ahora tiene un trabajo. Al día siguiente acudí para informarme y estuve hablando mucho tiempo con una persona que me enseñó un aula donde jóvenes como yo estudiaban con un profesor”.

“Esa misma persona visitó a mi familia para hablarles sobre mi futura formación. Tras estudiar y pasar un examen, me matriculé para ser auxiliar de enfermería y empecé a trabajar. Ahora me gustaría seguir estudiando para ser doctora. ¡Sé que lo conseguiré!”, añade.

Un trabajo que no conoce fronteras

La historia de Amina se repite en los 54 países de los cinco continentes donde la Confederación Cáritas Española apoya actualmente un total de 203 proyectos de cooperación al desarrollo o de respuesta a emergencias naturales.

A través de las Caritas hermanas y sus iglesias locales, es posible llevar a cabo un trabajo de lucha contra la pobreza y la desigualdad que no conoce fronteras. “La cooperación internacional de Cáritas contribuye a irradiar la caridad y la justicia en todo el mundo, mejorando la calidad de vida de las personas, luchando por un mundo más justo y respondiendo a las necesidades de los más empobrecidos”, señala Mª Angeles García.

Esta opción de Cáritas por los descartados sigue el modelo de cooperación fraterna, basado en los objetivos de crear comunidad, acercar personas, genera comunión en la diversidad y propiciar el encuentro entre hermanos, estableciendo una especial atención a las personas que más sufren. En definitiva, un modelo de cooperación que, como indica el papa Francisco en Laudato si´, tenga “una aproximación integral para combatir la pobreza, devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza”.

¿Qué puede hacer cada uno?

En los materiales de difusión de la campaña se proponen cuatro formas de sumarse a la misma:

– Promover la solidaridad siendo cauce del apoyo a proyectos de desarrollo y de emergencias provocadas por desastres naturales, sociales y políticos.

– Apoyar con donaciones la campaña de cooperación que se celebra cada mes de marzo.

– Dar a conocer, sensibilizar y promover los principios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

– Participar en los programas de voluntariado internacional.

Líneas de acción de Cáritas en cooperación internacional

En el último año, la Confederación Cáritas Española, integrada por 70 Cáritas Diocesanas, destinó a proyectos de cooperación internacional 25,4 millones de euros, lo que representa el 7,2 por ciento de los 353 millones de euros invertidos en todos sus programas de lucha contra la pobreza.

Por ámbitos de intervención, de los 203 proyectos de cooperación internacional apoyados, el 21% corresponde al capítulo de derecho a la alimentación, seguidos de acción humanitaria (20%), fortalecimiento de las capacidades (18%), movilidad humana (16%), construcción de paz (11%) y cuidado de la Creación (3%), entre otros.

Por regiones, Cáritas Española está desarrollando 54 proyectos en 15 países de América Latina; 40 proyectos en 8 países de Asia; 75 proyectos en 16 países de África; 19 proyectos en 5 países de Oriente Medio; 15 proyectos en 10 países de Europa.

La campaña ha lanzado en Twitter el hashtag #TuCambiasSuHistoria