Cáritas Española lanza una campaña estatal de solidaridad para recabar apoyo económico a los programas de ayuda urgente puestos en marcha para atender a las personas más vulnerables ante el coronavirus. Esta acción se convoca bajo el lema «Cáritas ante el coronavirus. Cada gesto cuenta» y pretende movilizar la solidaridad del conjunto de la ciudadanía, así como empresas e instituciones.

Más allá de la captación de recursos, esta campaña se marca también como objetivo la sensibilización de la sociedad sobre el impacto que esta crisis tiene sobre los más vulnerables para animar a cada ciudadano a llevar a cabo pequeñas acciones solidarias que consigan mejorar la vida a las personas más vulnerables de nuestro entorno.

Mañana jueves celebramos el Día del Amor Fraterno en el día de Jueves Santo: con tal motivo, Cáritas Aranda quiere dar a conocer esta Campaña así como su quehacer a lo largo de esta pandemia para potenciar el valor de la acogida en nuestra localidad y en toda la comarca

Han pasado ya algo más de tres semanas desde que el confinamiento llegó a nuestras vidas. Nos solidarizamos con todos y cada uno de los que están sufriendo la enfermedad y con sus familias. Nuestro reconocimiento, respeto y aplauso a tantas personas que, a través de su trabajo en los diferentes servicios fundamentales (sanidad, alimentación, servicios públicos…) nos están ayudando en esta situación difícil. GRACIAS a todos por cada uno de esos gestos de solidaridad, especialmente a nuestros voluntarios.

Sin embargo las necesidades siguen ahí. A lo largo de estos días, el teléfono de Cáritas y sus canales de comunicación no han parado de acoger tantas personas y familias que nos solicitan ayuda. Ayudas que en muchos de los casos tienen que ver con el sentimiento de soledad, acogida,  acompañamiento  y subsistencia en estos momentos difíciles.

A continuación ofrecemos un pequeño informe de cada uno de los programas que se desarrolla en Aranda:

Programa de ACOGIDA: seguimos acompañando a las personas de mayor vulnerabilidad y exclusión social, cubriendo las necesidades básicas de más de 200 personas en cuanto a alimentación, higiene, vivienda y medicinas. Seguimos entregando alimentos, reorganizado nuestro reparto en el Economato Social y en los diferentes pueblos de la Ribera, cumpliendo siempre con las medidas de seguridad.

Programa de PERSONAS SIN HOGAR: está concertado con el ayuntamiento de Aranda de Duero. En la actualidad, ha visto reducida la afluencia de gente al estar controlado el tema de la movilidad. No obstante seguimos atendiendo y acompañando a  personas que habitualmente viven en las calles de nuestra localidad.

En la ciudad de Burgos, hemos tenido que cambiar nuestras instalaciones al Seminario diocesano para dar una respuesta completa a todas las necesidades de alojamiento de la provincia, con garantías de seguridad. Cada día viven en nuestras instalaciones 51 personas sin hogar.

Programa de DROGODEPENDENCIA: en el área sanitaria social, Cáritas Aranda es centro de primer nivel dentro de la red de asistencia a drogodependientes en el Plan Regional de Drogas de la Junta de Castilla y León que abarca Aranda y comarca. En estos momentos continuamos con nuestras principales funciones de dispensación de metadona y apoyo psicosocial a afectados y familiares por ser un colectivo de alto riesgo y con el fin de evitar una negativa repercusión social.

Programa de EMPLEO: la situación nos ha llevado a suspender los cursos y talleres que veníamos realizando. También hemos cerrado el proyecto ARRROPA , como era lo apropiado, y se han precintado todos los contenedores repartidos por las calles para evitar una sobresaturación en tiempos de “no recogida”. En estos momentos estamos orientando ante esta nueva situación laboral, gestionando intermediaciones laborales, apoyando en las solicitudes de prestaciones por desempleo y dando respuestas a las nuevas situaciones en las gestiones de empleo.

Tarea importante para Cáritas es el acompañamiento de las personas. Por eso, estamos realizando seguimientos telefónicos de todas las personas que están en los diferentes programas, especialmente con los menores y sus familias de nuestro programa de INFANCIA con quien seguimos manteniendo contacto para intentar solventar las dificultades que tienen en su confinamiento y con las tareas escolares.

En otro ámbito, también realizamos un trabajo de incidencia política para salvaguardar los derechos de los ciudadanos en condiciones precarias ante el impacto del COVID-19, y continuamos con la recaudación de fondos tan necesaria para continuar apoyando a las familias que estamos atendiendo. Los efectos de la pandemia en las condiciones económicas y sociales de la comarca están siendo muy intensos y todo indica que, debido a la crisis de empleo en ciernes y la falta de ingresos a la que ya se enfrentan cientos de familias en Aranda, las demandas de apoyo urgente van a multiplicarse. En ese escenario, los esfuerzos de acompañamiento de Cáritas estarán, como en ocasiones recientes, allí donde las necesidades de las personas más frágiles sean mayores.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This