Debido a la demanda suscitada por el coronavirus, Cáritas Arciprestal de Miranda ha replanteado la entrega de alimentos desde la clave de la dignificación de las ayudas y de la dignidad de las personas. Para ello, la Parroquia del Espíritu Santo ha cedido a Cáritas unos locales con vistas a destinarlos a economato. Con esta iniciativa, y siguiendo el lema de la campaña «Cada gesto cuenta», se trata de que las familias más vulnerables puedan, de forma digna, ver cumplido su derecho a la alimentación, escogiendo aquellos productos que precisen. Cáritas ya cuenta con servicios de este tipo en Aranda y en Burgos.

El 11 de junio se inauguró este nuevo recurso. El acto consistió en una oración preparada por el sacerdote de la parroquia Diego Luis Díez en la que estuvieron presentes la comisión permanente de Cáritas Miranda, junto con los técnicos que trabajan en la acogida y el equipo de voluntarios. En próximos días se comenzará ya a funcionar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This