La crisis de la Covid 19 ha trastocado la marcha ordinaria del curso. Habitualmente en torno al Corpus se tenían diferentes actos que servían para concluir el curso y hacer balance del mismo. Este año, las actividades previstas se han tenido que suspender o aplazar, y su formato habitual se ha visto muy trasformado por las normas sanitarias impuestas. Así ha sucedido con la Eucaristía que tuvo lugar el miércoles pasado, festividad de San Juan Bautista, donde cerca de 150 agentes de Cáritas se congregaron en la iglesia de El Carmen para la celebración eucarística. Presidida por el Delegado Diocesano y concelebrada por un buen número de sacerdotes y delegados arciprestales, el acto sirvió para concluir el curso y dar las gracias por lo que hemos vivido que, en palabras de celebrante, “nos ha ayudado a ver los caminos por los que el Espíritu quiere guiarnos, especialmente el camino de la fragilidad que es tan importante para ayudar en Cáritas”. Hoy jueves se tendrá la Asamblea Diocesana en el Aula Magna de la Facultad de Teología que servirá para aprobar las cuentas y la gestión de la entidad. También Miranda de Ebro se reunirá el día 30 de junio en la parroquia de Santa Casilda para la celebración de una eucaristía que sirva como conclusión del curso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This