Como en ocasiones anteriores, el papa Francisco ha convocado la Jornada mundial de oración y reflexión contra la trata de personas para el 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita, esclava sudanesa canonizada el año 2000.

El lema elegido en esta ocasión es: “Economía sin trata de personas”. Se busca poner de manifiesto una de las causas de la trata: el modelo económico dominante de nuestro tiempo, cuyos límites y contradicciones se han visto doblemente agravados por la pandemia del Covid-19. Por ello, la Red Internacional de la Vida Consagrada contra la Trata, Talitha Kum, señala que la trata de personas es una parte integral de «esta economía»: las víctimas de la trata son como «mercancías» que caen en los mecanismos de una globalización gobernada por la especulación financiera y la competencia impulsada por precios de bajo coste. De ahí la necesidad de una comprensión de un modo estructural y global de la trata de personas para desmantelar los mecanismos perversos que alimentan la oferta y la demanda, de la “necesidad” de gente para explotar, porque el corazón mismo de la economía está enfermo.

Desde el Secretariado de Trata se han organizado varias actividades:

Vigilia de oración, que en Burgos se celebrará el viernes 5 de febrero a las 17:30 horas de la tarde en la parroquia de San Cosme y San Damián; dadas las limitaciones de aforo, será además retransmitida por YouTube. En Miranda de Ebro tendrá lugar al día siguiente, sábado 6, a las 18:30 horas, en la parroquia del Espíritu Santo. En Aranda de Duero se celebró el pasado 22 de enero.

Un recuerdo y una oración que podrá utilizarse en cada parroquia y comunidad religiosa el domingo 7 de febrero.

Además, se han programado otras actividades on-line. A nivel nacional, el martes 2 de febrero, habrá un círculo de silencio a las 19 h., y el lunes 8 de febrero, una vigilia de oración a las 19 h.

Y la otra es diocesana: una charla-coloquio el miércoles 10 de febrero a las 17:30 horas sobre “La trata: una mirada desde Fratelli tutti”, con la participación de Marifran Sánchez, directora de la Sección de Trata de la Conferencia Episcopal Española.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This