Con esta fecha de inicio de la Cuaresma, participantes, voluntarios y trabajadores de Cáritas Burgos han querido reunirse en torno a la Eucaristía y la imposición de la ceniza para comenzar este camino en el que la Iglesia llama a la conversión. En su homilía, el delegado ha recordado que, como dice el Papa Francisco en su mensaje «este es un tiempo para renovar la fe, la esperanza y la caridad».

Con esta Eucaristía, que se ha celebrado en la sala Semilla de la sede diocesana, también se ha querido facilitar la participación a aquellos que, debido a las enormes restricciones impuestas al culto, tendrían dificultades para asistir en otro momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This