gtag('config', 'AW-594699890');

Foto: Luis López Araico

 

Este mes de marzo, Cáritas Burgos ha comenzado una nueva experiencia de encuentro y apoyo a las personas sin hogar. Desde hace años venía funcionando el  proyecto Café calor que pasaba algunas noches por las calles de nuestra ciudad llevando una palabra de aliento y una bebida caliente a las personas que dormían en las calles burgalesas. Desde el estado de alarma este proyecto tuvo que suspenderse al imposibilitarse la movilidad nocturna. Ante esta situación, los voluntarios y trabajadores de este proyecto se han reinventado con el mismo objetivo.

Desde el mes de marzo, 15 voluntarios de Cáritas pasean por las calles de nuestra ciudad,en parejas, alternándose en horarios de mañana o tarde en la búsqueda de esas personas que están pidiendo a las puertas de supermercados, iglesias o esquinas de la ciudad. De esta manera se ha hecho una importante labor de encuentro y conocimiento de esta dura realidad. Hasta el momento se han encontrado con más de diez personas a las que se les ofrece un momento de diálogo, de conversación y de conocimiento de su realidad. A todos se les ofrecen los diferentes servicios que Cáritas desarrolla.

En palabras de Álvaro, voluntario veterano en este proyecto, “es una experiencia diferente a la que veníamos realizando, pero también muy gozosa por lo que supone de llevar una palabra de dignidad a tantas personas”,

Share This