gtag('config', 'AW-594699890');

Tras muchos meses de obligado distanciamiento por motivo de la covid19, el miércoles se celebró el plenario de la Cáritas Autonómica de Castilla y León, que pudo recuperar el formato presencial tan importante y necesario para el encuentro y el deseo compartido de caminar y crecer juntos. Aprovechando que la vigesimoquinta edición de las Edades del Hombre “LUX” tiene en la Catedral de Burgos una de sus tres sedes, Cáritas Diocesana de Burgos hizo de anfitriona de la reunión de directivos de las Cáritas Diocesanas de Castilla y León.

La jornada de trabajo y encuentro sirvió para avanzar en el proceso de reflexión sobre las funciones y actividades de la Oficina Autonómica, analizando las necesidades, nuevas pobrezas, retos y sueños de futuro que tenemos en común nuestras Cáritas Diocesanas. En el proceso de diálogo y reflexión contamos con la presencia y acompañamiento de técnicos del Servicio de Estudios de Cáritas Española.

La empresa de inserción de Cáritas Diocesana de Burgos, “El gusto”, fue la responsable de servir la comida a todos los participantes en el encuentro.

Share This