gtag('config', 'AW-594699890');

Más de un centenar de participantes, técnicos y voluntarios del programa de Personas sin hogar se congregaron en la mañana del pasado miércoles para compartir una comida en el centro Miraflores de los maristas, cercano a Burgos. Después de adecuar el espacio, cedido para la ocasión, prepararon los platos, a los que también acompañó la interpretación musical de varios artistas burgaleses. Antes, los agentes de Diversidad de la Policía Local explicaron su labor.

Share This